23 de enero de 2010

Rotterdam Terror Cops - Unleash Hell (Terror mix)

Gabber Music

El Gabber es un estilo de música electrónica y un subgénero del hardcore techno. El término "gabber" es una palabra del Yidis de Amsterdam que significa "amigo" o "colega". Aunque hacia finales de los años 80 comenzaron a llegar discos de techno y house estadounidense a Amsterdam que podrían tener que ver con el sonido del gabber, no fueron sino productores de Rotterdam los que por primera vez desarrollaron este estilo.

El sonido de Rotterdam fue creado como una reacción a la escena house de Amsterdam. Las primeras producciones del DJ de Fráncfort del Meno Marc Acardipane eran similares al estilo de Rotterdam, si bien la popularidad que el género cosechó en la ciudad holandesa hizo que Rotterdam se convirtiera en la cuna del Hardcore Gabber. La esencia del gabber se encuentra en el sonido distorsionado del bombo, distorsionado hasta el punto en que se convierte en una onda sonora distorsionada y consigue un tono melódico reconocible.

La temática de las canciones solía tratar sobre violencia, profanación o drogas, lo que se explicitaba en las ocasionales letras, normalmente gritadas, distorsionadas o aceleradas. El gabber se extendió por muchos países, y los lugares donde gozó de mayor popularidad incluyen Holanda, Bélgica, Suiza, Alemania, Austria e Italia.

17 de enero de 2010

¡¡¡El calor ha llegado!!!

El calor ya ha llegado. La semana pasada las playas de nuestro país se llenaban de gente ávida de lucir bronceado, que el invierno ha sido frío y lluvioso y apetece quitarse la ropa. Y para rehacernos del sol, nada mejor que una buena cervecita a la sombra, o simplemente compartiendo una buena cerveza helada con algún colega.

¡Este verano es nuestro!

Isko Boys


14 de enero de 2010

Arrest me!


Con policías así... cualquiera se muda pal' calabozo.

13 de enero de 2010

La música en el casualismo

Resulta extraño que una cultura urbana inglesa no tenga un referente claro dentro de una determinada tendencia musical. Los skins crearon su propia música, tras una lógica evolución. Como hicieron los punks, mods o rockers. Pero los casuals tras más de dos décadas de existencia siguen sin establecer una cultura musical propia.
Algunos podrían argumentar que el pop británico, con grupos como The Jam, The Smiths, The Farm o Artic Monkeys es el referente musical de los casuals. Y es cierto que en esta escena musical existen músicos o grupos que se consideran o se reclaman partícipes de la cultura casual. Pero no es algo que ocurra de forma generalizada. Y el gusto por el fútbol y la cerveza no implica necesariamente la pertenencia a la cultura casual.
Otros podrían reclamar las raves y la música dance como uno de los iconos musicales de la cultura casual. Y si bien es cierto que el rave, el extasis y el dance hicieron furor durante comienzos de los 90 dentro de la cultura casual (de hecho algunos argumentan que lo que verdaderamente detuvo la violencia hooligan en Inglaterra fue la afición de los hools a las raves, dejando a un lado su atención por el fútbol) bien es cierto que desde ciertos sectores se odia profundamente todo lo que lleva asociado la música dance (por como afectó al casualismo más que por la música en sí). De ahí la aparición de campañas como la iniciada por casuals del Chelsea bajo el título “Hooligans against acid”.
Tampoco se podría dejar de lado la influencia que el Oi! ejerce entre ciertos ambientes, especialmente entre aquellos que han llegado al casualismo desde el mundo skinhead. Grupos como Condemned 84 podría considerarse el más representativo de esta tendencia, tanto por su estilo musical como por su "ideología" como abanderados del patriotismo inglés y del lealismo militante.Aún así, a mi modo de ver no existe una cultura musical propia del casualismo, pero ello no quita que el pop británico, el oi! de la mejor factura o la música dance gocen de un buen predicamento entre los casuals, en función de la zona o de la firm en la que nos centremos.

11 de enero de 2010

Barras Bravas


Origen

El término barra brava se emplea en América Latina para designar a aquellos grupos organizados dentro de una hinchada que se caracterizan por producir diversos incidentes violentos, dentro y fuera del estadio, despliegue pirotécnico y cánticos empleados durante el desarrollo de los partidos.
Originalmente denominados barra fuerte, por el vespertino argentino La Razón en octubre de 1958, a raíz del asesinato policial del joven Mario Linker en el partido entre Vélez Sársfield y River Plate. El término aparece en Argentina a comienzos de la década de 1960, y luego se fue extendiendo su uso por toda América Latina. En Brasil se los denomina "torcidas organizadas", mientras que en otros continentes son conocidos como hooligans o ultras.
Generalmente las barras bravas, también llamadas el grueso de la hinchada, utilizan banderas (denominadas trapos) y diferentes instrumentos musicales. Las barras bravas también se caracterizan por ubicarse en las tribunas populares, aquellas que frecuentemente carecen de asientos y donde los espectadores deben ver el partido de pie.
Este fenómeno se ha extendido, en diverso grado, en diferentes países de América. Generalmente tienen su origen en una subcultura juvenil de carácter urbano, donde se busca la pertenencia a un grupo determinado. Si bien existe una amplia variedad de estas barras en América, éstas tienden a presentar ciertos rasgos comunes: exaltación de la fuerza, el nacionalismo, el sentido del honor asociado con la capacidad de pelear y la necesidad de reafirmación.

En Chile

Si bien, durante los años 1910 y 1920 los incidentes causados por los aficionados eran habituales en Chile, los primeros grupos organizados hacen su aparición pública a fines de 1988 con ocasión de un partido entre Colo-Colo y la Universidad de Chile, el cual finalizó con graves incidentes protagonizados por la Garra Blanca, grupo formado en 1986.En respuesta, en 1989, un grupo de hinchas de la Universidad de Chile crean la barra Los de Abajo, y en 1992 un grupo de hinchas de la Universidad Católica fundan la barra Los Cruzados.
Si bien, el fenómeno tiene su origen a fines de la década de 1980, este alcanzó notoriedad pública en la primera mitad de los años 1990. En 1993, a raíz de serios incidentes en las inmediaciones del estadio Monumental de Colo-Colo entre la Garra Blanca y Los de Abajo, que terminaron con 70 detenidos y graves destrozos en el estadio y en sus alrededores, se comenzó a discutir la necesidad de crear una Ley que castigara específicamente este tipo de hechos.

Desde mediados de la década de 1990 el el fenómeno se ha expandido a otras ciudades y regiones del país, como por ejemplo Valparaíso, Concepción, Chillán, Coquimbo o Curicó, donde esos grupos han protagonizado serios actos de violencia.

10 de enero de 2010

¡Vinchucas, dan asco!



Ojala mueran hijos de puta jajaja.

9 de enero de 2010

Su Adidas

Zulus

¡¡¡ A.C.A.B !!!

Isko Boys